Villafranca del Bierzo

Villafranca es un pueblo con gran relevancia tanto histórica como cultural que fue declarada Conjunto Histórico-artístico en 1965.

Algunos estudiosos afirman que la antigua ciudad romana de Carcesa se hallaba situada en este emplazamiento,pero  se cree que el comienzo de las peregrinaciones a Compostela, tras el descubrimiento del cuerpo del Apóstol en el año 813, y las dificultades para atravesar el Camino hacen que vayan surgiendo núcleos privilegiados para asistencia de los peregrinos y Villafranca sería uno de los principales nucleos.

Aunque la leyenda relacione los orígenes de Villafranca con los vaqueiros de Tineo y Luarca que bajaban a las brañas de Valdeprado y Leitariegos y que, deseando valles de mayor bonanza, confiaron la búsqueda en una vaca blanca que vino a asentarse en Villafranca, el origen más propio se asocia al monasterio de Santa María de Cluniaco ó Cruñego, donde benedictinos franceses de Cluny –los monjes negros- se asientan en 1070 bajo el reinado de Alfonso VI, para atención de los peregrinos franceses y trayendo, entre otras cosas, el cultivo de la vid. También se asocia a los hospitales para atención de peregrinos que surgen a lo largo de la Ruta.

En 1186, el obispo de Astorga obtuvo una bula papal para fundar una iglesia en suelo próximo a Villafranca, que pudiera ser la de Santiago, donde los “concheiros” imposibilitados de concluir la ruta jacobea podrán aquí ganar el jubileo.

Qué ver y qué hacer

Cuenta con un gran patrimonio que visitar,la Colegiata de Santa María de Cluny,la iglesia de San Nicolás el Real donde puedes visitar el museo de ciencias naturales y etnográfico de los Padres Paúles; la iglesia de Santiago Apóstol donde se encuentra la puerta del perdón, dice la tradición, que los peregrinos que no podían continuar su camino a Santiago de Compostela, por causas de fuerza mayor, tomaban la comunión de rodillas, en los escalones de la puerta, gozaban de las mismas perdonanzas y prerrogativas, que si lo hacían en la puerta del perdón de la Catedral de Santiago. La puerta concedía el privilegio de ganar el jubileo a los peregrinos enfermos.

Visitable también es la iglesia de San Francisco donde descansan los restos de  Gil y Carrasco; Otro lugar destacable es el Castillo de los Condes de Peña Ramiro, los conventos de la Anunciada y de la Divina Pastora,o los palacios de Torquemada y de los Toledo.

Puedes pasear por sus callejuelas empedradas, no te olvides de conocer la Calle del Agua, o de acercarte hasta el paseo de la Alameda, en las cercanías de la Colegiata.

Y a todos aquellos caminantes que quieran refrescarse, o a los turistas que simplemente se quieran dar un baño en sus aguas frescas,acércate hasta  la playa fluvial, en verano se celebran festivales de música, el más conocido es el fiestizaje.

El municipio ofrece todos los servicios, un parador, casas rurales, hoteles, restaurantes, supermercados, etc.

noticia_01-1024x576

Toreno

Toreno, villa agrícola y ganadera, pasó  a convertirse en una revolución industrial,con la llegada del carbón y la implantación del ferrocarril en todo el valle del Sil.

Las numerosas minas de carbón surgidas alrededor del pueblo, originaron un flujo migratorio muy importante, cambiando la economía del municipio para siempre. También durante el siglo XX se construyó la central hidroeléctrica de Santa Marina del Sil y el canal desde la localidad de Matarrosa del Sil, lo que atrajo multitud de mano de obra para su construcción, siendo incluso necesario la construcción de un nuevo barrio para acomodar a los trabajadores. En la década de los setenta comenzó el declive, con el cierre de algunas explotaciones de la localidad. Tras ello el carbón entró en una larga crisis en la que continúa y las medidas de reconversión no han permitido que una gran parte de prejubilados mineros se quedara en los municipios, tampoco los jóvenes encuentran futuro en el municipio o el resto de la cuenca, lo cual hizo que este municipio comenzará a perder habitantes.

El Municipio de Toreno esta compuesto por diez pedanías: Librán, Pardamaza, Pradilla, San Pedro Mallo, Santa Marina del Sil, Tombrio de Abajo, Tombrio de Arriba, Toreno,Valdelaloba y Villar de las Traviesas.

Qué ver y qué hacer

Toreno conserva restos de lo que se considera que fue un Castro Celta y del Palacio del “Conde de Toreno”), además de una Picota medieval(columnas de piedra más o menos ornamentadas, sobre las que se exponía a los reos y las cabezas o cuerpos de los ajusticiados por la autoridad civil). También se puede ver la Casa de los Escribanos, la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista y la Ermita de San Roque, en el barrio de Torenillo.

A todos los amantes del senderismo, toda esta zona muestra rutas espectaculares ( Librán- Pardamaza, ruta de los Castros, Pardamaza – Primout, Santa Marina del Sil para descubrir el entorno del Pantano de Bárcena, La Viñuela,o la ruta de  Las Carpas)

Sus fiestas principales se celebrán el 4 de Diciembre (Santa Bárbara, patrona de los mineros) y el 24 de junio en honor a San Juan Bautista.

Toreno ofrece todos los servicios,alojamientos, restaurantes, supermercados, piscina, ambulatorios, etc.

Vega de Espinareda

La villa de Vega de Espinareda está situada en el norte de la comarca de El Bierzo, a 25 kilómetros de Ponferrada.

Vega de Espinareda,es el heredero del señorío de la abadía de San Andrés de Espinareda; este monasterio, muy reformado, aún se conserva.

Qué ver y qué hacer

Una de las visitas obligadas es el Monasterio de San Andrés, que está considerado el monasterio más importante en El Bierzo dentro del estilo neoclásico. Destacan en todo el conjunto monacal, la iglesia y el claustro por su gran sobriedad y monumentalidad. En la cara sur del monasterio de San Andrés, hay una fuente llamada “Fuente de la Vida”, de interesante arquitectura, con dos caños de bronce, un blasón con corona y flores de lis, en cuyo  frontón una leyenda nos recuerda que sus aguas no hacen daño (dice la leyenda que si bebe siete veces en ella se conserva la salud para siempre).

Una de las mejores playas fluviales del Bierzo, esta en este municipio, invita al viajero a hacer un alto en el camino y disfrutar de un ambiente apacible, es ahí donde sobre el río Cúa se asienta el puente romano de piedra perfectamente conservado, después de haber sufrido alguna reconstrucción.

El Municipio ofrece todos los servicios: ambulatorio, supermercados, restaurantes, bares, hoteles y casas rurales.

Carucedo

El municipio de Carucedo comprende los pueblos de La Barosa, Campañana, El Carril, Carucedo, Lago de Carucedo, Las Médulas y Villarrando.

En el término municipal se halla el paraje de Las Médulas, explotación aurífera romana declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997 por la Unesco.

Carucedo se encuentra en un entorno natural privilegiado y cuenta además con un patrimonio histórico-artístico de gran valor y reconocimiento.

Qué ver y qué hacer

Carucedo, cuenta con una iglesia de origen románico, que contiene una de las piezas de platería más importante de El Bierzo del siglo XVIII.

Si quieres conocer un poco la historia de esta zona no te olvides de visitar la Casa del Parque de las Médulas, donde te informaran personalmente y mediante recursos audiovisuales sobre todas las posibilidades de tu visita y las zonas de interés del Parque Natural de las Medulas. Te facilitaran material para la planificación de la visita, puedes encontrar imágenes, interactivos y vídeos que muestran los principales valores naturales y culturales, asi como la evolución y huellas que ha dejado el hombre en esas tierras. Podrá entender la modificación y sobreexplotación de este paraje, que formó el paisaje de picachos rojizos que conocemos hoy.

Actualmente se esta restaurando el Castro de las Pedreiras, un yacimiento tipológicamente distinto a los ya conocidos, por ser una villa habitada por la clase directiva de la explotación minera.

Aquí también tenemos una de las mejores zonas de baño del Bierzo, El Lago de Carucedo,con una gran pasarela de madera y una playa en sus orillas cuyo perímetro es de aproximadamente 4 kilómetros y unos 9 metros de profundidad máxima cuyo origen se debe al cierre del valle por los lavados auríferos procedentes de las Médulas, es un vestigio mas que se conserva de la actividad minera del imperio romano.

El Lago está lleno de leyendas. Una de ellas relata que fue formado por la abundancia de lágrimas de la Ondina Carisssia, tan enamorada del general romano Tito Carissio; el que conquistó Lancia y dominó todo El Bierzo, tomando Castro Bérgidum, un altozano que hay cerca de Cacabelos. Pues la Ondina Carissia, que allí vivía en la legendaria ciudad de Lucerna, se enamoró perdidamente del guapo general latino. Pero el romano, dado que la ninfa era astur, raza y pueblo que los romanos tenían que dominar, la burló y la despreció. El amor no tiene razas ni fronteras; la ninfa sintió tal dolor que estuvo muchos años llorando, y tantas lágrimas derramó que se fue formando el mítico lago e inundando la legendaria ciudad de Lucerna. Así se llenó la hoya con agua cristalina, donde el sol refleja sus rayos en una tonalidad azulada, enmarcada entre las espadañas y las juncias. Dice la leyenda que todos los años al amanecer del día de San Juan, cuando se abre el alba y el sol dora las aguas, se vislumbra al fondo el reflejo de la ciudad de Lucerna. En esa noche serena, sala la Ondina Carissia del lago de Carucedo a buscar un guapo mozo que la requiebre de amores. Pero como es tan grande el lago es difícil dar con ella. Alguna vez se ha encontrado en la mañana luminosa el peine de cuerno con alguna hebra de sol entre sus púas, que la ninfa se dejó olvidado en la orilla.

Este Lago es un espacio natural protegido como reserva  ornitológica. En las cercanías del lago, se puede observar un bosque de acebuches,  rodeado de castaños, encinas, juncos.

Recientemente se esta dando a conocer la ruta de los Zufreiros de Frade que parte desde la misma casa del Parque de las Médulas, ruta de senderismo de unos 2,5 km donde se pueden ver alcornoques centenarios.

El Municipio cuenta con restaurantes, bares y alojamientos rurales.

Onamio

Onamio, conocido como el pueblo del hierro cuyo sobrenombre se debe a que fue aquí donde se enclavaron las principales minas de Coto Wagner. De ello quedan aún muchas muestras. Una de ellas es la imagen «agujereada» del terreno. Agujeros que recuerdan la intensa actividad industrial y que han causado un importante impacto al paisaje. Lo mismo sucederá de camino hacia Paradasolana. De este modo, castilletes, tolvas o restos arqueológicos se pueden contemplar con este paseo que tiene a un pequeño riachuelo como acompañante. No sólo cuenta la historia, sino que en los años más recientes los agujeros han seguido surgiendo en el terreno. Algunos, de más de 20 metros.

Esa degradación del medio ambiente se puede contemplar también con las escombreras o los montes realmente afectados y maltratados por estas minas.

Este municipio guarda un gran atractivo turístico, que pide a las administraciones que inviertan en sus monumentos para evitar los saqueos a los que ya están más que acostumbrados sus vecinos. En el podemos ver las ruinas del Horno, construcción que dejo el Coto Wagner utilizado para separar el hierro de otros materiales y mejorar la calidad de la producción.

También se puede ver la planta de tratamiento de mineral, entre tierra y maleza, aún se ven las tolvas y las cintas transportadoras que llevaban el hierro hasta el horno, para después devolverlas de nuevo a la planta. Se pueden ver algunos vestigios de lo que era el teleférico que llevaba los cestos llenos de mineral hasta la estación de San Miguel de las Dueñas.

Una vez pasado por Onamio se divisa a la izquierda el paraje conocido por la Era del Castro, desde donde se vigilaban los canales que, recorriendo la ladera, procedían del río de Castrillo y se dirigían a las minas de Castropodame.

Corullón

Este municipio guarda un importante  legado, tanto natural como cultural , ya que cuenta con importantes edificaciones del románico.

Aunque existen castros y yacimientos que atestiguan asentamientos de población prehistóricos en la zona, la Edad Media parece situar el origen de Corullón, cuando numerosas órdenes religiosas poblaron la zona de El Bierzo de monasterios, además de establecerse el conocido Camino de Santiago por las mismas fechas.

Qué ver y qué hacer

De entre los varios atractivos del municipio, resultan de especial interés el Castro de San Sadurnín, yacimiento importante de Corullón, oel Mirador de Corullón, desde donde contemplar un sobrecogedor paisaje.

Importante es la visita a la   Iglesia de San Miguel, (situada a la entrada del pueblo, en la ladera del monte San Martín, donde hubo un monasterio medieval) y la de San Esteban situada al otro extremo del pueblo, camino de Horta, es actualmente la iglesia parroquial. Ambas son famosas por los canecillos del tejado que  representan motivos diversos: faunísticos, un perro, un felino; de la vida cotidiana: una parturienta; o indecorosas: un hombre desnudo con un gran falo en la mano.

 

IMG_0027

Orellán

Es un pequeño Pueblo alzado sobre la montaña, cuyas casas se extienden por la ladera en un juego de equilibrio que acaba por conferirle su encanto especial. Desde aquí podemos gozar de una posición privilegiada para contemplar las famosas Médulas , yacimiento aurífero.

Qué ver y qué hacer

Antes de llegar al pueblo, pueden visitar el Castro prerromano cuyos habitantes  realizaban trabajos siderúrgicos y agropecuarios, formada por población indígena. El asentamiento no posee un recinto amurallado definido, con edificaciones cuadradas. En la parte alta se encuentran los restos de los hornos de fundición; en la parte baja, se conservan los restos de las viviendas y al otro lado de la montaña, los restos de la escoria.

En este pueblo también podemos visitar la Galería de Orellán, donde se pueden ver dos túneles subterraneos que servían para conducir el agua hacia el último frente de explotación del sector central de la mina de oro de Las Médulas utilizando la técnica minera romana (Ruina Montium).

Si estas en esta zona una visita obligada es el Mirador de Orellán  muy próximo a la galería,es una de las vistas más famosas de esta región, desde  aquí se puede ver la panorámica de la Zona Arqueológica de Las Médulas, la mejor hora para visitar el mirador es con la puesta de sol, el atardecer muestra los picuezos de un rojizo espectacular.

Por Orellán pasan varias rutas, la senda de los Conventos, la senda perimetral o la subida espectacular entre castaños desde el pueblo de Médulas, para llegar al Mirador.

Toda la zona cuenta con casas rurales,restaurantes  y bares.

IMG_0446

Folgoso de la Ribera

Una de las visitas más destacables en el interior de esta villa del Bierzo hace referencia al obligado visionado de la Iglesia Parroquial de la Expectación, con origen en el siglo XVI, y la cual destaca por su retablo, perteneciente a la misma época. Este retablo destaca por el carácter confuso de su iconografía, que fue creada en el siglo XVI pero que ha sufrido numerosas modificaciones a lo largo de la historia. Destacar la iconografía original con un claro sentido artístico del siglo XVI, caracterizado por la expresividad y la artificialidad.

Otra de las paradas obligadas dentro de Folgoso de la Ribera, es la visita a su nacimiento artesano, que debe su origen a la Asociación Belenística de Folgoso de la Ribera y a la vieja ilusión de un párroco y un grupo de niños que crearon el Belén original ya en 1963. En la actualidad y gracias a la Asociación Belenística de Folgoso de la Ribera, creada en 1993 podréis disfrutar de uno de los nacimientos artesanos con vida propia más importantes de nuestro país. El Belén se expone al público en un recinto creado especialmente para ello, el cual se encuentra situado en las cercanías de la iglesia parroquial.

Al final del pueblo se encuentra el paseo de los Molinos una ruta sencilla, bonita y recomendable, sobre todo para hacer en verano, cuando la sombra del bosque de ribera, y el frescor del río Boeza nos harán huir de las altas temperaturas; o en Primavera u Otoño, cuando los colores de las hojas caducas de fresnos, robles o chopos llenan de color el paseo. En este paseo, junto a la canalización del río Boeza que surte de agua a los molinos, nos encontraremos con tres molinos, recientemente restaurados, y si seguimos un poco más adelante, con una bonita cascada.

13400889Master

Villabuena

Villabuena es una localidad del municipio de Cacabelos, en la comarca tradicional del Bierzo Bajo. Se encuentra situado en un escarpe de la margen derecha del río Cúa, a unos 5 km aproximadamente, de la capital municipal, Cacabelos.

Aunque es un pueblo pequeño, tiene una gran relevancia histórica ya que en tiempos más ilustres fue la residencia de recreo de los reyes de León. Fue residencia de los Merinos de El Bierzo y en su término se encontraba el Monasterio de monjas cistercienses de San Guillermo, fundado por Santa Teresa de Portugal en el siglo XIII  y destruido por el río en el siglo XVI, trasladándose sus ocupantes al Monasterio de San Miguel de las Dueñas.

Que ver y que hacer

Es un lugar apacible para la vida tranquila en un rincón privilegiado que ofrece varios parajes naturales de montaña y ribera. Tiene una playa fluvial de arena y se encuentra rodeada de vegetación de ribera: alisos, abedules, fresnos, chopos, acacias y sauces. También cuenta con un merendero al que podemos llegar desde la carretera de Arborbuena, pasando el puente sobre el río Cúa, o desde Quilós con dirección a Villabuena, antes de cruzar dicho puente.

Si te gusta el senderismo y quieres empaparte en un poquito de historia no te olvides de realizar la ruta de los Lagos de Villabuena, paraje ensoñador que no se puede comparar a las Médulas, pero observarás murias, cuevas, restos de canales y otras características del paraje.

Un panel informativo colocado en la plaza del  pueblo te dará toda la información que necesitas para realizarla. Con una distancia de unos 3 Kilometros  y aunque  sin la espectacularidad de Las Médulas, Los Lagos de Villabuena constituyen una magnifica muestra de similar explotación aurífera ubicada en un hermoso rincón del Bierzo.

El pueblo cuenta con centro cívico,  restaurantes y sus fiestas se celebran el 6 de agosto con la celebración de San justo.